sábado, 12 de agosto de 2017

EXISTEN PASAJES SUBTERRÁNEOS LLENOS DE TESOROS EN SUDAMÉRICA



EXISTEN PASAJES SUBTERRÁNEOS LLENOS DE TESOROS EN SUDAMÉRICA

Cuando los españoles llegaron a América, los nativos les contaron de “El Dorado” un lugar misterioso repleto de grandes tesoros que durante siglos fue buscado por los exploradores atraídos por la idea de encontrar una ciudad cubierta de oro. Muchos de ellos murieron en el intento y al final se consideró que era solo una leyenda, pero como muchas leyendas, detrás del mito se esconde un realidad...

El escritor Charles Johnston sobre una conversación que tuvo en 1887 con Blavatsky menciona:

« Ella dijo que había una Logia de Adeptos en América del Sur. “Es su tradición ancestral la que los conquistadores españoles encontraron [en las leyendas locales sobre] la ciudad de oro de Manoa o El Dorado. Su raza está conectada con los antiguos Egipcios, y sus Adeptos todavía preservan el secreto de su morada inviolable.” »
(Collected Writings VIII, p400)


William Judge, uno de los fundadores de la Sociedad Teosófica, originalmente en la revista the Theosophist (jul-dec 1885) relató el encuentro que tuvo con un Adepto en Venezuela:

« Casi todos mis amigos en la India y en Europa saben que viajaba frecuentemente a la parte norte del continente sudamericano y también a México. ... Un día muy caluroso en julio de 1881, me encontraba parado frente al pórtico de la iglesia de Santa Teresa en la ciudad de Caracas Venezuela. En donde una gran multitud se agolpaba a la puerta y justo en ese momento salía una procesión, con un niño a la cabeza tocando una matraca para espantar al diablo.

Mientras observaba esto, una voz en inglés me dijo: “es curioso que hayan preservado esta costumbre tan antigua”. Volteándome, vi a un anciano de apariencia muy notable que sonriendo de manera muy peculiar me dijo: “ven conmigo y platiquemos”. Lo seguí y pronto me llevó hacia una casa que yo ya había notado frecuentemente, sobre cuya puerta había una curiosa tableta española antigua que consagraba el lugar al patrocinio de San José y María.

Aceptando su invitación entré y de inmediato vi que ésta no era una casa ordinaria de Caracas. En vez de los sirvientes venezolanos sólo había hindúes limpios, semejantes a los que frecuentemente había visto en la isla inglesa vecina de Trinidad, y en vez de los desagradables olores de ajo y otras cosas usuales de la ciudad, flotaban en el aire deliciosos perfumes, solamente conocidos por los orientales. Así que llegué a la conclusión de que me encontraba en una agradable aventura.

Nos sentamos en un cuarto decorado con tapices y ventilado por punkahs [grandes abanicos hindúes colgados del techo] que evidentemente habían sido puestos ahí no hacía mucho tiempo, y comenzamos a platicar. Yo trataba de descubrir quién era este hombre, pero él me evadía. Aunque él no admitía ni negaba conocer la Sociedad Teosófica y a la señora Blavatsky o a los Mahatmas, él hacía constantemente referencias por las que yo estaba seguro de que él sabía todo acerca de ellos y se había acercado a mí en la iglesia con un propósito.

Después de una larga plática, durante la cual vi que él me estaba observando y sentía la influencia de sus ojos, él me dijo que tenía la libertad de explicar un poco, ya que habíamos llegado a conocernos suficientemente. Que no había llegado ahí de vacaciones o por negocios, sino sólo para llevar a cabo su deber.

Yo le mencioné los pasajes subterráneos que se dice que existen en el Perú llenos de tesoros y luego él dijo que la historia era cierta y que su presencia ahí, estaba conectada con esto. Estos pasajes se extendían desde Perú hasta Venezuela donde estábamos. En el Perú estaban escondidos y había obstrucciones de tal naturaleza, que ningún hombre tenía el poder de removerlas para poder llegar a ellos; pero en este lugar las entradas no estaban tan bien resguardadas, aunque en 1812 un temblor había derribado mucho de la ciudad.
. . .
[Es por eso que] estos hombres en la India que conocían el secreto, lo habían enviado ahí para evitar que nadie encontrara las entradas. Sólo en ciertas estaciones del año era posible descubrirlas y una vez que se terminara la estación él partiría dejando el lugar seguro, ya que hasta que volviera de nuevo el periodo nadie podría encontrar las aberturas sin el consentimiento y ayuda de los Adeptos. »

(Posteriormente el relato fue recopilado por Jasper Niemand en el libro Letters That Have Helped Me con el título “A Weird Tale”)

En una sociedad materialista como la nuestra, cuando se menciona la palabra “tesoro” inmediatamente surge en la mente de la gente oro, piedras preciosas, objetos valiosos, pero en el ámbito esotérico se está refiriendo más precisamente a todo un Conocimiento que se está esperando poder dárselo a la humanidad cuando está ya esté suficientemente desarrollada para recibirlo. Sobre el tema Blavatsky dice:

« Todas las antiguas bibliotecas enterradas, esa vasta cantidad de tesoros que deben mantenerse escondidos hasta que el Karma requiera su restauración para que sean usados por los humanos, están protegidos, dijo ella, para que no sean descubiertos por el profano, por imágenes ilusorias de rocas sólidas, de suelo sólido ininterrumpido, por abismos inaccesibles, o cualquier otro obstáculo que hace que se regrese la persona equivocada pero cuya Mâyâ se disuelve cuando el que debe encontrarlos llega en el momento adecuado. »
(Ver lugares secretos de los Adeptos)


OBSERVACIÓN

Actualmente se suele asociar la ciudad mítica El Dorado con la Atlántida. Y aunque suene fantasioso, puede que tenga algo de realidad. No me acuerdo donde lo leí y por lo tanto no puedo asegurar que sea cierto, pero tengo entendido que originalmente ese tesoro de Conocimiento fue ocultado ahí por los Adeptos de la Atlántida, justo antes que la decadencia de su civilización provocara la catástrofe que la hizo desaparecer. Y en esos pasajes subterráneos estará escondido y resguardado hasta que la humanidad haya evolucionado lo suficiente para merecerlo recibir otra vez.


¿TESTIMONIO?

El Padre Crespi hizo una gran labor humanitaria en Ecuador. Los indígenas, solían retribuirle con regalos. Muchos siendo figuras fabricadas por los nativos, pero también le dieron enigmáticos objetos con ideogramas en relieve desconocidos y varias placas con personajes de las mitologías sumeria, babilónica y asiria. Cuando les preguntó de donde los habían sacado, le respondieron que los habían encontrado en los sistemas de cuevas subterráneas de la selva.

Mucho se ha especulado de su proveniencia, ya que en principio la civilización Mesopotámica no tuvo contacto con América. La mayoría de los investigadores piensan que fueron recientemente elaboradas. Otros especulan que fueron llevadas ahí por una civilización intraterrestre o extraterrestre. Después de la muerte del Padre Crespi, su colección ha casi desaparecido. Yo sospecho que en caso de ser autenticas piezas arqueológicas (porque también hay casos de falsificación, ver las piedras grabadas de Ica) entonces podrían estar relacionadas con ese tesoro escondido. Tal vez piezas que fueron añadiendo nuevos Adeptos.

ESCUELAS SECRETAS DE LOS ADEPTOS




ESCUELAS SECRETAS DE LOS ADEPTOS

En su diario, el coronel Olcott, uno de los fundadores de la Sociedad Teosófica, narra la extraña experiencia que vivió con Blavatsky cuando viajaron a Monasterio de Karli cavado en las rocas:

« El 4 de abril de 1879, HPB, Mûlji y yo mismo dejamos Bombay por tren, para un viaje a las Cavernas de Karli. ... En la estación de Narel dejamos el tren y tomamos unos palanquines subiendo la loma hasta Matheran, el sanatorio principal de Bombay. Se me dio a entender que habíamos sido invitados a Karli por un cierto Adepto con el que había tenido una estrecha relación en América durante el tiempo en que se escribió Isis Develada [seguramente se ha de estar refiriendo al Mahatma Morya]; y que la gran cantidad de provisiones para nuestro confort durante el camino habían sido ordenadas por él.
. . .
Le dije a Blavatsky que me gustaría agradecerle al Adepto las cortesías que había tenido con nuestro grupo y que si ella se lo pudiese entregar, yo le escribiría. Ella estuvo de acuerdo, escribí la nota y se la di a ella. Ella se la dio a Mûlji pidiéndole que fuera al camino público frente a nosotros y que la entregara.

- “Pero”, le preguntó, “a quien y en donde la entrego, no tiene anotado ningún nombre ni dirección”.
- “No importa, tómala y verás a quien deberás dársela” respondió Blavatsky.

Por consiguiente, bajó a la carretera y después de diez minutos volvió corriendo, sin aliento y mostrando todos los signos de la sorpresa.

- “¡Se fue!” balbuceó.
- “¿Qué?” exclamé.
- “La carta, él la tomó”.
- “¿Quien la tomó?” le pregunté.
- “No lo sé, coronel, a menos de que haya sido un fantasma: él salió del suelo o así me pareció a mí. Iba caminando lentamente mirando a izquierda y derecha, sin saber qué hacer, llevando a cabo las órdenes de la señora Blavatsky. No había ni árboles ni matorrales en los que se pudiese esconder una persona, sino solo el camino blanco y polvoriento. Sin embargo de repente, como si él hubiese salido del suelo, allí estaba un hombre a unas cuantas yardas de distancia, caminando hacia mí. Era el hombre de la mansión de las rosas, el hombre que me dio las flores para usted en la estación de Khandalla, ¡y que vi que se había ido en el tren hacia Poona!”
- “Hombre, esto es absurdo”, le contesté, “debes haber estado soñando”.
- “No, estaba tan despierto como jamás lo he estado en mi vida. El caballero dijo: ‘Tú tienes una carta para mí, esa que traes en la mano, ¿no es cierto?’ Yo apenas podía hablar pero le dije: ‘No lo sé Maharaj, no tiene dirección’. ‘Es para mí, dámela’. La tomó de mi mano y dijo: ‘ahora, regrésate’. Me di la vuelta por un instante y voltee para ver si aún estaba ahí, pero había desaparecido: ¡el camino estaba vacío! Espantado, me di la vuelta y corrí, pero no había ido más allá de cincuenta yardas cuando una voz en mi mismo oído dijo: ‘No te asustes, mantente calmado, todo está bien’. Esto me asustó aún más, ya que no había nadie que pudiese ver. Corrí, y aquí estoy”.
. . .
[Por fin llegamos]. Era una noche de luna, de una magnificencia más allá de todo lo que pueda verse en las frías tierras occidentales y el aire dulce, suave y puro, hacían un encanto de la vida física. Los tres nos sentamos en el césped saboreando la noche y planeando nuestra visita del día siguiente a las Cavernas de Karli.
. . .
A las cuatro de la mañana Baburao, el agente del Adepto, entró a la habitación en la que Mûlji y yo dormíamos, me despertó con un toque, poniendo en mis manos una pequeña caja redonda laqueada que contenía un pân supâri (una hoja de betel acompañada de especies), tal como la que se les da a los huéspedes y susurró en mi oído el nombre del Adepto bajo cuya protección estábamos haciendo este viaje. El significado del regalo era que en la escuela mística en la que estábamos, este es el signo de adopción del nuevo alumno.

Nos levantamos, nos bañamos, tomamos café y a las 5 partimos en un coche de bueyes (shigram) para Karli, a donde llegamos a las 10. Para ese tiempo los rayos del sol eran agobiantes y tuvimos una difícil subida a lo largo del sendero desde el pie del camino hasta las Cavernas, en lo alto de la colina. Blavatsky perdió el aliento y unos peones tuvieron que llevarla en una silla la mitad de la ascensión.
. . .
Habiéndole comunicado a Baburao nuestra decisión de pasar la noche en la colina, él y Mûlji se fueron a buscar una habitación adecuada y a su regreso, nosotros y nuestro equipaje nos trasladamos a un pequeño dormitorio cueva, escavado en la roca de la colina, a cierta distancia a la derecha de la gran caverna templo. Los antiguos escultores habían esculpido un pequeño porche de dos pilares a la entrada y adentro diez cubículos, con puertas abiertas, que daban a una sala cuadrada central o habitación de asamblea. A la izquierda del porche había un estanque, escavado en la roca, que recibía las aguas de un manantial de aguas deliciosamente frías y claras.



Blavatsky nos dijo que en un lugar en esas pequeñas cuevas, una puerta secreta comunicaba con otras cuevas en el corazón de la montaña, en donde aún vivía una escuela de Adeptos, pero cuya existencia no era ni siquiera sospechada por el público en general; y que si pudiese encontrar la parte correcta de una roca y la pudiese mover de una manera particular, no tendríamos obstáculo alguno para entrar – un ofrecimiento muy liberal considerando las circunstancias.

Mûlji y Babula se habían ido al bazar del pueblo junto con Baburao, a comprar provisiones y Blavatsky y yo nos quedamos solos. Nos sentamos en el porche fumando y conversando, hasta que ella me pidió que me quedara donde estaba por algunos minutos y que no mirara a mi alrededor hasta que ella me lo dijese. Ella entonces pasó adentro de la caverna y yo pensé que iría a tomarse una siesta en uno de los cubículos sobre uno de los bloques de piedra excavados en la roca, los cuales les habían servido de cama a los antiguos monjes.

Continué fumando mirando hacia el gran paisaje que se extendía frente a mí como un gran mapa, cuando de repente, desde el interior de la caverna, escuché un sonido como si alguien cerrara de golpe una pesada puerta y un ataque de risa satírica. Naturalmente voltee mi cabeza, pero Blavatsky había desaparecido.

Ella no estaba en ninguna de las celdas, las cuales yo examiné con detalle, ni tampoco pude encontrar la mas mínima hendidura o cualquier otro signo de una puerta en las superficies rocosas de sus muros, que examiné minuciosamente palmo a palmo; no había nada palpable para los ojos o el tacto salvo roca viva. Había tenido una experiencia tan larga y variada de las excentricidades psicológicas de Blavatsky, que pronto dejé de preocuparme del misterio y regresé al porche y a mi pipa, esperando plácidamente lo que pudiese ocurrir.

Había pasado media hora desde su desaparición, cuando escuché unos pasos justo detrás de mí, y a Blavatsky en persona dirigiéndome la palabra, en un tono natural, como si nada fuera de lo común hubiese ocurrido. En respuesta a mi pregunta de dónde había estado, ella simplemente dijo que había tenido que “tratar algunos asuntos” con. . .(mencionando al Adepto) y que había ido a verlo en sus habitaciones secretas.

Curiosamente, ella tenía en sus manos un viejo cuchillo oxidado de un diseño muy curioso, que ella dijo que había levantado en uno de los pasajes ocultos y que a propósito lo había traído consigo. No me permitió que lo tomara, sino que lo arrojó al aire con toda su fuerza, y vi que cayó en unos matorrales bien abajo de la colina.
. . .
Pronto regresó nuestra gente, tuvimos una cena caliente que nos fue servida en el porche de la caverna y luego, después de admirar el panorama iluminado por la luna y de fumar un rato, cada uno se envolvió en sus cobertores acostándose sobre el piso de roca, durmiendo tranquilamente hasta la mañana. Baburao se sentó en la puerta del porche y encendió un fuego de leña que mantuvimos ardiendo como protección en contra de los animales salvajes.
. . .
A la siguiente mañana Mûlji y yo nos levantamos antes que Blavatsky y después de lavarnos en el manantial, él se fue abajo al pueblo, mientras que yo me quedé en el sendero gozando de la vista matutina de las planicies. Después de un tiempo. . .mientras estábamos aún en la Gran Caverna, Blavatsky me transmitió una orden, que. . .recibió telepáticamente del Adepto de que deberíamos ir a Rajputana. »

(Old Diary Leaves, vol. II, p46-57, extractos)

¿QUÉ LE SUCEDE A LA GENTE QUE MUERE ANTES DE TIEMPO?



¿QUÉ LE SUCEDE A LA GENTE QUE MUERE ANTES DE TIEMPO?

Cuando la gente reencarna en la Tierra, se le asigna un periodo determinado de vida física, antes de que pueda regresar al mundo divino. Si la persona muere antes de tiempo (por suicidio, accidente, asesinato, etc.) tiene que permanecer dentro de la atracción de la Tierra y su atmosfera en su parte sutil conocida como el Kama-loka, hasta el último momento de lo que habría sido la duración natural de sus vidas.

(La razón la explico en la interconexión entre los diferentes cuerpos del hombre)

Lo que les sucede durante ese periodo depende mucho del motivo de su muerte prematura y de si es una persona buena o mala


MUERTE POR SUICIDIO

Corren grave peligro de ser atraídos a las sesiones espiritistas porque pagan muy caro tales visitas.

« Es un pecado y una crueldad revivir su memoria e intensificar su sufrimiento al darles una oportunidad de vivir una vida artificial; una oportunidad para sobrecargar su karma, tentándolos con las puertas abiertas que les ofrecen los médiums y sensitivos, ya que tendrán que pagar completamente por cada uno de esos placeres. Trataré de explicarme.

Los suicidas que esperando locamente escapar de la vida, se hallan aún vivos [a nivel sutil], tienen suficiente sufrimiento en reserva para ellos proveniente de esa misma vida. Su castigo está en la intensidad de esta última [la reserva de sufrimiento que siguen experimentando en el Más Allá]. El acto arrebatado les ha hecho perder su séptimo y sexto principios [su parte divina atma-buddhi], aunque no para siempre, ya que pueden recobrarlos.

[Desafortunadamente] en vez de aceptar su castigo y aceptar sus oportunidades de redención, frecuentemente se les hace que lamenten la vida tentándolos para recobrar su disfrute a través de medios pecaminosos. En Kama-Loka, la región de los deseos intensos, ellos pueden satisfacer sus anhelos terrenales solo a través de un substituto vivo; y al hacer esto, a la expiración del término natural [de lo que habría sido su vida en la tierra], ellos pierden generalmente para siempre su monada. » (Carta Mahatma 16, p109)

La monada es su parte divina atma-buddhi, volviéndose seres desalmados destinados a la aniquilación. Aunque con un sincero arrepentimiento pueden recuperarla, pero tendrán que trabajar mucho para contrarrestar el enorme karma negativo que se añadieron por sus malas acciones en Kama-Loka.

Para más información lean: ¿Qué sucede después de suicidarte?




MUERTE PREMATURA INVOLUNTARIA

Contrario al suicidio, la víctima no se separa de su parte divina y para evitar que caigan en las tentaciones del Kama-loka, los hacen caer en un sueño, con excepción de “aquellos accidentados que mueren llenos de alguna pasión terrestre absorbente” (CM 24B, p189)

El Maestro no precisa que entiende por “pasión terrestre absorbente”. Pienso que se trata de la gente muy viciosa o depravada, porque en otra carta dice:

« Ellos son los Pisachas [demonios en la india], los Incubos y Sucubos de la época medieval [espíritus malignos con apariencia de hombres y mujeres que según la tradición, seducían y vampirizaban durante el sueño]. Demonios sedientos de gula, lujuria, … maldad y crueldad intensificadas; que provocan a sus víctimas a cometer [sus vicios y] horrendos crímenes, por los cuales ¡se deleitan y se divierten! » (CM 16, p110)

Mi hipótesis es que esos individuos están tan intoxicados con esas bajas vibraciones, que no pueden permanecer dormidos en Kama-loka. Como el adicto a la nicotina que se despierta en plena noche para fumar. En los casos generales:

« Los muy malos e impuros sufren todas las torturas de una horrible pesadilla. La mayoría que no son ni muy buenos, ni muy malos [simplemente duermen]. » (CM 21, p136)

« En casos de Egos buenos e inocentes, estos últimos gravitan irresistiblemente hacia el sexto y séptimo principios [su parte divina atma-buddhi], y así dormitan rodeados de sueños felices o bien duermen un profundo sueño sin sueños hasta que suene la hora [cuando entran a su estado de gestación].

Con un poco de reflexión y un ojo puesto en la eterna justicia e idoneidad de las cosas, verás el por qué de esto. La víctima, ya sea buena o mala es irresponsable de su muerte, incluso si su muerte se debió a alguna acción en una vida previa o en un nacimiento antecedente; fue en pocas palabras, un acto de la Ley de retribución [Karma], sin embargo no fue un resultado directo de un acto deliberadamente cometido por el Ego personal en esa vida durante la cual le ocurrió que lo mataran.

Si se le hubiese permitido vivir más largo tiempo, podía haber expiado sus pecados precedentes de manera mucho más eficaz; e incluso ahora, habiendo hecho que el Ego pague la deuda de su creador (el Ego precedente) [Como dijo Jesús: “Quien mata por la espada, morirá por la espada”, pero no necesariamente en la misma reencarnación] está libre de los golpes de la justicia retributiva.

Los Dhyani Chohanes [Las Inteligencias Divinas encargadas de la supervisión de la Creación], que no intervienen en la guía del Ego humano viviente, protegen a la victima indefensa cuando es violentamente forzada fuera de su elemento [el mundo físico], en uno nuevo [el Kama-Loka], antes de que sea madura y esté preparada y lista para él. » (CM 20, p131)


LA PENA DE MUERTE

La teosofía se opone a la pena de muerte porque explica que los criminales desencarnados se convierten en sombras que vagan en Kama-loka. Llenos de odio van a influenciar a personas débiles y predispuestas a cometer crímenes.

(Lo detallo en ¿por qué se debe evitar la pena de muerte?)

Como vimos arriba, cuando la crueldad se vuelve una perversión enfermiza, el individuo no se duerme en el Kama-loka. También hay que considerar que muchos de los individuos que cometen crímenes espantosos son seres que ya perdieron en esta vida o en una vida anterior su parte divina.

Las personas que por exceso de maldad, depravación o vicio, terminan separándose de su monada (atma-buddhi). Esta no soportando más la vibración baja de la personalidad. El problema es que el impulso de vida usualmente es aún demasiado grande para que la entidad restante se desintegre de una sola vez en el Kama-Loka. Es así que el desalmado va a seguir reencarnando, cada vez en un ser mas abyecto (aunque por fuera sea humano) hasta que el impulso de vida se agote.




MUERTE POR ENFERMEDAD

El Maestro Kuthumi dice:

« En cuanto a los que fueron “derribados por el cólera, o la plaga, o el paludismo”, no hubiesen sucumbido si no hubiesen tenido en ellos mismos por nacimiento, los gérmenes para el desarrollo de tales enfermedades. » (CM 20C, p133)

Lo que dejaría entender que ya estaba previsto o al menos condicionado que la persona muriera de esa enfermedad.

_ _ _

Los Maestros mencionaron brevemente las reglas generales, pero también precisaron que toda regla tiene sus excepciones.

Así por ejemplo, los infantes no tienen esa espera, “sino que prosiguen de inmediato a otro nacimiento humano, tan pronto como muere el cuerpo del bebé. Ellos no han acumulado fuerza para Devachan*; solo tienen en ellos el impulso para nacer, y este, habiendo sido frustrado por la muerte, continúa la búsqueda inmediata de otro cuerpo hasta que encuentra un cuerpo con suficiente vitalidad que le permita al alma proseguir con su peregrinaje entre los hombres.”
(William Judge, Ecos del Oriente II, p342)

* es el “paraíso” a donde van las almas entre dos reencarnaciones.



Casos particulares

Mucha gente mala muere prematuramente porque la Ley de Compasión los retira del mundo físico antes de lo que habría sido la duración normal de su vida para que no se sigan generando karma negativo. (Lo detallo en karma puede acortar una vida por compasión)

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE SUICIDARTE?



¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE SUICIDARTE?

La respuesta más profunda (después de muchos años de estar investigando) la encontré en las explicaciones que dieron los Maestros Kuthumi y Morya, quienes después de haberlos profundamente estudiado, tengo la convicción de que son auténticos grandes Adeptos, que realmente estuvieron a cargo del inicio de la Sociedad Teosófica, y que sus declaraciones son verdaderas.

Sus enseñanzas las encuentran recopiladas en las Cartas Mahatma (me refiero a sus autenticas enseñanzas, no a todos esos mensajes espurios que abundan en el internet). En el blog he transcrito en varios capítulos las explicaciones que dieron. Sin embargo, el lenguaje teosófico que emplean, les dificulta a muchos lectores comprender lo que dicen. Es por eso que voy a tratar de explicárselos de manera más sencilla en este capítulo.

Para comprender lo que les sucede a las personas que se suicidan, primero hay que saber qué es lo que sucede, por regla general, a las personas después de morir. Para ello, imaginen la Creación como una edificación de tres pisos:

- abajo está el mundo físico,
- arriba está el mundo divino (llamado también Cielo, Paraíso, Devachan, y que corresponde al plano mental y superiores) y
- en medio está el astral (el Kama-Loka) que es una zona intermedia entre el mundo físico y el mundo divino.



El ser humano para poder evolucionar está obligado a alternar sus estancias entre el mundo divino y el mundo físico, pero debido al elevado nivel en el que vibra el mundo divino, el ser humano sólo puede llevar al mundo divino lo más sublime de su personalidad, ya que las bajas vibraciones no tienen cabida en ese lugar. Por lo tanto, lo que sucede después de morir se puede dividir en tres etapas:

1) EL FALLECIMIENTO

Al momento que la persona está muriendo, ve pasar toda su vida en un destello y al terminar ese proceso, su ser pasa al astral en donde cae en inconsciencia, para sólo paulatinamente irla recuperando al momento de su entrada en el mundo divino.

« [Toda persona] recientemente desencarnada, ya sea que haya muerto de muerte natural o violenta, por suicidio o accidente, mentalmente cuerda o loca, joven o vieja, buena, mala o indiferente, al instante de la muerte pierde todo recuerdo, es mentalmente aniquilada [cae en inconsciencia], ella duerme su sueño Akasico en Kama-Loka [el astral]. Este estado dura desde unas pocas horas (rara vez menos), días, semanas, meses y a veces hasta varios años. Todo esto de acuerdo a la entidad, a su nivel mental al momento de morir, al carácter de su muerte, etc. Esa remembranza [recuerdo consciente de la vida que tuvo en la Tierra] regresará lenta y gradualmente hacia el final del estado de gestación … al momento de su entrada en Devachan [el mundo divino]. » (Carta Mahatma 24B, p186-187)

2) EL PROCESO DE GESTACIÓN EN EL ASTRAL

Durante ese proceso, los aspectos más sublimes de la persona (su bondad, sus cualidades, sus meritos, etc.) van a separarse del resto de su ser para ascender al plano divino, dejando en el astral los desechos de su personalidad (su maldad, sus defectos, sus vicios, etc.) que quedan como un cadáver sutil en proceso de desintegración. Se puede decir que el Kama Loka es el “cementerio astral” donde se queda toda la inmundicia incapaz de ascender a los planos de existencia superiores.



Para dar una analogía es como la oruga que se transforma en mariposa, sólo que aquí no hay una metamorfosis, sino la separación de lo bueno del Ego que en unión con su parte divina, van a Devachan, dejando lo malo en Kama-Loka como una crisálida vacía.



3) LA ESTANCIA EN EL MUNDO DIVINO

Cuando la persona se ha vuelto un Adepto puede mantenerse “despierta” en el mundo divino, pero el hombre común todavía no está lo suficientemente desarrollado para mantenerse consciente en los planos superiores de existencia (muy pocos pueden ascender al plano astral de manera consciente, así que imagínense, para ascender al plano mental de manera consciente es todavía más difícil). Por lo tanto, la mayoría de los humanos duermen durante su estancia en el mundo divino. Pero no crean que sea aburrido.

¡Al contrario!

La persona recibe la recompensa de sus esfuerzos en la Tierra. Los momentos más dichosos de su vida o sus más grandes anhelos que no pudo realizar, van a servir de base para soñar todo lo que la haga más feliz, y aunque sólo será un sueño, este será vivido con tanta intensidad, con tanto detalle, que la persona lo sentirá mucho más real que todo lo que haya podido experimentar durante su estancia física y sin ninguna aflicción que la disturbe.

Esto tiene tres razones de ser:

A) Permite recompensar al ser humano por sus esfuerzos hechos durante la vida física.

« El karma malo que hayan generado durante su vida terrenal se hace a un lado por el momento, para posteriormente seguirlos en su futura reencarnación. Ellos [aquellos que han muerto] sólo llevan consigo a su Devachan [“Paraíso”] el karma positivo de sus buenas acciones, palabras y pensamientos. Posteriormente ellos tendrán que pagar por sus pecados quieran o no. Mientras tanto son recompensados recibiendo los efectos de las causas positivas producidas por ellos. » (CM16, p101)

B) Le permite a la individualidad (la parte inmortal del ser humano) de integrar lo experimentado en la Tierra para desarrollarse como un ser cósmico. (ver en realidad todos estamos durmiendo en el vacío)

C) Permite un descanso reparador entre dos reencarnaciones, sin el cual los humanos sucumbirían de tensión y cansancio, si tuvieran que reencarnar sucesivamente sin pausa (sería como laborar todos los días sin el sueño reparador de la noche).



Como pueden constatar, la duración de Devachan depende de que tanta experiencia y/o altruismo hayan tenido durante su vida en la Tierra, y su calidad va depender de que tan desarrollados se encuentren espiritualmente. Así una persona que se esforzó mucho por evolucionar y/o ayudó mucho a los demás, tendrá un Devachan mucho más largo e intenso. En cambio, una persona muy mala que tiene pocos meritos tendrá un Devachan corto, ya que no hubo mucho de su ser que llevar al Cielo. Y una persona muy materialista estará la mayor parte del tiempo inconsciente en Devachan, ya que no desarrolló nada de espiritualidad.

Aún así la Naturaleza es muy generosa al recompensarnos por nuestros esfuerzos y sacrificos al descender en la materia, ya que si nuestro promedio de vida en el plano físico es de 70 años (a nivel mundial), los Maestros precisan que nuestra estancia en Devachan es en promedio de 1’500 años. (¡Veinte veces más!)





EXCEPCIONES A LA REGLA

Los Maestros explican que toda regla tiene sus excepciones.

« Aquellos que saben que están muertos en sus cuerpos físicos, sólo pueden ser, o adeptos, o hechiceros, y estos son dos excepciones a la regla general. » (CM20C, p128)

Existe otra excepción que es el caso de las personas que mueren prematuramente. Cuando la gente reencarna en la Tierra, se le asigna un periodo determinado de vida física, antes de que pueda regresar al mundo divino. Si la persona muere antes de tiempo (por suicidio, accidente, asesinato, etc.) tiene que permanecer dentro de la atracción de la Tierra (en el astral) hasta el último momento de lo que habría sido la duración natural de su vida. Usualmente las personas que fallecen antes de tiempo, caen en un estado de sueño en lo que termina lo que hubiera sido su estancia normal en la Tierra:

« En casos de Egos buenos e inocentes, estos últimos. . .dormitan rodeados de sueños felices o bien duermen un profundo sueño sin sueños hasta que suene la hora. » (CM 20, p131)

« Los malos e impuros sufren las torturas de una horrible pesadilla. La mayoría que no son ni muy buenos, ni muy malos [simplemente duermen]. » (CM 21, p136)

Pero como toda regla, tiene sus excepciones, hay casos en donde el fallecido prematuro permanece en un estado de consciencia o de semi-consciencia durante ese plazo. Son lo que los espiritistas franceses llaman “les Esprits Souffrants” (los espíritus sufrientes), las almas en pena que permanecen en la Tierra. Desafortunadamente los Maestros no detallaron todas las excepciones. De las que mencionaron está el caso de las personas muy malvadas, de “los accidentados que mueren llenos de alguna pasión terrestre absorbente” y de algunos suicidas.


EL CASO DE LOS SUICIDAS



Aquí vamos a considerar específicamente el caso de los suicidas, ya que es el que nos interesa. Este es muy triste. Al respecto, el Maestro Kuthumi dice:

« Los suicidas que esperando locamente escapar de la vida [con asombro descubren que] se hallan aún vivos [a nivel sutil], y tienen suficiente sufrimiento en reserva para ellos proveniente de esa misma vida. Su castigo está en la intensidad de esta última [la reserva de sufrimiento que siguen experimentando en el Más allá]. » (CM 16, p109)

O sea que el suicida que cree que va a liberarse de su tortura quitándose la vida, descubre con estupefacción y horror que sólo aniquiló su envoltura física, pero que sigue “vivo”, y sigue consciente del sufrimiento que lo impulsó a suicidarse. Para colmo esa tortura la va a vivir más intensamente porque el cuerpo físico es como una esponja que absorbía mucho del sufrimiento. (Es por eso que la gente que tiene grandes penas o enojos termina seguido con algún órgano dañado, porque la mayoría de esa vibración negativa la absorbe el cuerpo). Por lo tanto sin el cuerpo físico que atenué su sufrimiento, el suicida va a sufrir mucho más intensamente, quedando esclavizado de su tormento hasta que termine lo que habría sido la duración natural de su vida.



Luego, cuando por fin llegue la hora de la liberación y comience su estado de gestación, esa tortura mental le habrá hecho perder gran parte del recuerdo de lo que experimentó en la Tierra mientras que estuvo activo en el plano físico.

[Observen a los presos que estuvieron mucho tiempo en el calabozo, cuando salen ya no son más que una pequeña parte de lo que fueron. Su larga estancia en prisión les hizo perder mucho de su personalidad y de sus recuerdos, y ya no logran integrarse a la sociedad.]



No teniendo el suicida gran cosa que llevar a Devachan, su estancia es efímera y rápidamente vuelven a reencarnar. Para colmo, en su nueva vida tendrá que volver a pasar una prueba parecida a la que tuvo en su reencarnación anterior ya que no la superó.

[Tanto sufrimiento para volver a regresar al mismo punto de partida (o incluso peor) me parece estúpido. Y todavía no les hablo del karma que el suicida se genera.]

ES TODAVÍA PEOR CON LOS JOVENES

Ya que tienen menos experiencia acumulada y van a sufrir más tiempo en el astral:

« La regla es que una persona que muere de muerte natural permanecerá “desde unas cuantas horas hasta varios cortos años en el Kama-Loka [el astral]. . .[Pero un suicida] que estaba destinado a vivir digamos, 80 o 90 años y que se mató a los 20 años tendrá que pasar en Kama-Loka, no sólo “unos cuantos años”, sino en su caso, además 60 o 70 años como un “fantasma caminante de la tierra”. » (CM 16,112)

« Cuando llega la hora de la liberación, el alma, no habiendo aprendido nada y habiendo perdido en su tortura mental el recuerdo de lo poco que sabía en la Tierra, es violentamente arrojada fuera de la atmosfera terrestre y llevada a la deriva presa de la corriente ciega que la obliga a efectuar una nueva encarnación, pero que el alma es incapaz de escoger como de otra forma lo hubiese hecho con la ayuda de sus buenas acciones [durante su estancia en Devachan]. »
(Blavatsky, Collected Writings, Vol. III, p210)

(Ver ¿Cómo el alma elige a sus futuros padres para reencarnar?)



Así es que jóvenes (y no tan jóvenes) piénselo muy bien, porque suicidarse es la peor estupidez que podrían hacer, y no se los digo por cuestiones de “moralidad” (a mí la moral fingida me vale gorro) sino porque realmente se meten en una situación muy difícil (peor de lo que estén viviendo en la Tierra). Además que mientras que se encuentran con vida física pueden actuar para cambiar las cosas, pero una vez como “fantasmas errantes” ya no pueden hacer nada. Y todavía falta que les hable de:



LOS PELIGROS QUE TIENEN LOS SUICIDAS EN EL ASTRAL

Los peligros de las sesiones espiritistas



« [Los suicidas pueden comunicarse con los médiums] pero es un pecado y una crueldad revivir su memoria e intensificar su sufrimiento al darles una oportunidad de vivir una vida artificial; además que es una oportunidad para sobrecargar su karma, tentándolos con las puertas abiertas que les ofrecen los médiums y sensitivos, ya que tendrán que pagar completamente por cada uno de esos placeres. Trataré de explicarme.
. . .
El acto arrebatado les ha hecho perder su séptimo y sexto principios [su parte divina atma y buddhi], aunque no para siempre, ya que pueden recobrarlos. Desafortunadamente en vez de aceptar su castigo y aceptar sus oportunidades de redención, frecuentemente [durante las sesiones espiritistas] se les hace que lamenten la vida tentándolos para recobrar su disfrute a través de medios pecaminosos. En Kama-Loka, la región sutil de los deseos intensos, ellos pueden satisfacer sus anhelos terrenales solo a través de un substituto vivo, y al hacer esto, a la expiración del término natural [de lo que habría sido su vida en la Tierra], ellos pierden generalmente para siempre su monada.

[La monada es su parte divina atma-buddhi, volviéndose seres desalmados destinados a la aniquilación. Aunque con un sincero arrepentimiento pueden recuperarla, pero tendrán que trabajar mucho para contrarrestar el enorme karma negativo que se añadieron por sus malas acciones en el astral.]

Si fueron pecadores y malvados [el asunto se pone aun peor porque] interrumpida su vida en pleno vigor de las pasiones terrenales, ellos son seducidos por las oportunidades que les ofrecen los médiums para satisfacerlas indirectamente. Ellos son los Pisāchas de la India, los Íncubos y Súcubos de la época medieval. Demonios sedientos de gula, lujuria y avaricia, llenos de astucia, maldad y crueldad intensificadas [al ya no ser guiados por la monada]. Provocan a sus víctimas a cometer horrendos crímenes por los cuales se divierten y se deleitan.

Ellos no sólo arruinan a sus víctimas, sino que estos vampiros psíquicos sostenidos por el torrente de los impulsos infernales, por fin al cierre determinado de la que habría sido su periodo natural de vida, son llevados fuera del aura de la Tierra, a regiones en donde por muy largo tiempo, tiene que aguantar un intenso sufrimiento [debido al karma negativo que se generaron en el astral] que termina en los caso más graves en la destrucción total.

[Es por eso que se debe evitar la pena de muerte (que es una especie de suicidio impuesto) porque luego el criminal desencarnado hace mucho daño, incitando a gente con poca moral a que cometa los mismos crímenes. Lo detallo en este link]

Si sólo supieran esto los médiums y los espiritistas, que con cada nuevo “espíritu” al que le dan la bienvenida con arrobamiento, ellos están tentando a este último a que caiga en una Upādāna [deseo de recuperar su vida física] que será productora de una serie de males inenarrables para el nuevo Ego que nacerá bajo su nefasta sombra, y que con cada sesión (especialmente las de materialización) ellos multiplican las causas de miseria. Causas que harán que el infortunado Ego frustre su nacimiento espiritual, o que renazca en una existencia peor que nunca. [Si los médiums supieran esto] ellos serían quizás menos pródigos en su hospitalidad. Y ahora podrás comprender por qué nos oponemos tan fuertemente al espiritismo y a la mediumnidad. » (CM16, p109-110 y 113)

Otros peligros

Por lo que he vivido, por las experiencias que he escuchado y por lo que he estudiado, sé que el astral puede ser un lugar bastante peligroso cuando no se está en el sueño akashico o en el proceso de gestación. Se puede comparar partes del astral a una selva donde existen entidades depredadoras que están a la búsqueda de víctimas a las cuales vampirizar energéticamente. Si los viajeros astrales han tenido seguido que lidiar con estos depredadores (magos negros desencarnados, entidades del inframundo, etc.) no creo que los pobres “fantasmas errantes” escapen. (ver los peligros del viaje astral)



RESUMEN DE LO QUE LE SUCEDE AL SUICIDA

William Judge quien fue uno de los fundadores de la Sociedad Teosófica, hizo un buen resumen en un artículo que publicó en el periódico The New York World titulado “El Suicidio no es Muerte”:

« El suicidio es una enorme locura, ya que coloca al que lo comete en una posición infinitamente peor de la que estaba y de la que ingenuamente esperaba escapar. No es verdaderamente muerte, sino es sólo el abandono de una casa bien conocida [el plano físico] con unos alrededores que le son familiares, para ir a un nuevo sitio en donde sólo tiene lugar el terror y la desesperación [el plano astral en su condición de fantasma errante].

La suerte del suicida es horrible en general. Él ha aniquilado su cuerpo físico, pero su ser interior sigue activo. Allí [en el astral] la ley que podrá parecer cruel, pero que actúa realmente por su bien, lo compele a esperar hasta que pueda morir en debida forma. Debe esperar en un estado de medio muerto, los meses o años que en el orden de la naturaleza, hubiesen transcurrido para él, antes de que el cuerpo, el alma y el espíritu se pudiesen separar de manera correcta. Así, durante ese tiempo, el suicida se convierte en una sombra. Vive en el “Purgatorio” por así decirlo, y conocido por los teósofos como Kama-Loka o la “región astral de los deseos y pasiones”.



Allí, la persona se encuentra completamente carcomida por sus propios pensamientos. Repitiendo con pensamientos intensos el acto por el cual trató de detener el peregrinaje de su vida, y al mismo tiempo ve a la gente y el lugar que dejó. Pero no es capaz de comunicarse con nadie, excepto aquí y allá con alguna persona sensitiva, quien frecuentemente se aterroriza por su visita. Para empeorar las cosa, el suicida frecuentemente llena las mentes de los vivos que estén deprimidos, con sus pensamientos de quitarse la vida, conduciéndolos ocasionalmente a que cometan el mismo acto [lo que le genera más karma].

Puesto de manera teosófica, el suicida se separó por un lado del cuerpo y la vida que le eran necesarios para su experiencia en la Tierra y su evolución como ser cósmico. Y por el otro, de su guía [buddhi] y de su espíritu [atma] o sea su Dios interior [que es su monada, su parte divina]. El suicida desencarnado se encuentra ahora esencialmente compuesto de su cuerpo emocional [kama], el cual tiene gran resistencia a la tensión, animado por sus pasiones y deseos. Pero una parte de su mente [manas inferior] está con él.



Por lo tanto, el suicida en el Más allá puede pensar y percibir, pero ignorante de cómo usar las fuerzas de ese reino, él es arrastrado aquí y allá, incapaz de guiarse él mismo. Toda su naturaleza está angustiada y con él hasta cierto grado, toda la humanidad, ya que todos estamos unidos.

Y así continua con su tormento, hasta que las fuerzas que lo mantienen anclado a la Tierra terminan y es cuando verdaderamente comienza a morir. Entonces cae en un sueño del cual se despierta a tiempo para un periodo de descanso antes de comenzar una vez más una vida en la Tierra. En su siguiente reencarnación podrá, si así lo ve conveniente, reparar o compensar o sufrir de nuevo otra vez, ya que ¡No hay escapatoria a la responsabilidad!

[Pero como vimos eso sólo se aplica para aquellos que pudieron todavía guardar algo de recuerdos que les permitió ir al Devachan, para los otros no hay alternativa. Y también hay un porcentaje que es arrastrado en el remolino del espiritismo, y la mayoría de los médiums son buenas personas, pero no saben el daño que ocasionan a sus invitados astrales, haciendo que muchos de ellos se transformen en “fantasmas desalmados” y los más malos en “humanos desencarnados endemoniados” (que son muchos de los demonios de la tradición popular: Pisāchas, Íncubos, Súcubos, etc.)]

Es mejor aceptar valientemente lo inevitable, ya que este suele deberse a nuestros errores cometidos en reencarnaciones pasadas.

[Errores que ocasionaron karma negativo individual y colectivo. No olviden que los humanos viven en colectividad y eso también ocasiona karma. Por ejemplo, el daño que estamos actualmente ocasionando a la Naturaleza, en el futuro tendremos (como humanidad) que pagarlo.]

Hay que tratar de cumplir con todo deber que tengamos en la Tierra y esforzarnos por evolucionar. El enseñar suicidio es un pecado, porque incita a algunos a cometerlo. El prohibirlo sin razón es inútil, ya que nuestras mentes deben de tener razones para hacer algo o no. Y si interpretamos [simplistamente] de manera literal la Biblia, entonces encontramos allí dicho que el único lugar del suicida es el infierno. Lo que satisface a muy pocos en esta época de investigación critica y de análisis. Pero denle a los seres humanos la llave de sus propias naturalezas, muéstrenles cómo hay leyes que gobiernan tanto aquí como en el Más allá, y su buen sentido hará el resto. »
(The Writings de William Judge, Vol. III, p221-224, extractos)




CASTIGOS POR SUICIDARSE

Raquel, una estimada lectora, me hizo el siguiente comentario:

« Una persona normal siente una depresión espantosa y enfrenta circunstancias terribles a las que no encuentra salida. Quizá las haya, pero ella no las ve, lo que para la persona es lo mismo que si no existieran. Ella está desesperanzada, sin fe. Además, la depresión se caracteriza por quitarle a la persona afectada todo deseo de vivir y de luchar. Encima, se ha vuelto una carga para otros, lo que la hace sentirse indigna (y muchas veces tratada como tal). En este marco se mata y ¿qué encuentra al otro lado?

¡Castigo!

Según los esoteristas, con el resobado argumento del karma: “como ella se había labrado ese destino, ella tenía que aguantarlo”. Pero el o la suicida podría argumentar que a él o a ella no le consta que haya sido así, sólo sabía que sufría y que no veía salida. ¡Qué Universo más déspota sería éste si fuera como estos “esotéricos” dicen! Será cierto que la verdad no tiene porqué ser agradable, pero no veo tampoco la necesidad de que sea siempre desagradable. »

Comprendo el enfado de Raquel, el cual corresponde a la opinión general de la gente. El detalle es que karma no funciona así. Para comenzar, como vimos más arriba, el karma negativo se experimenta solamente en la Tierra.

Durante su estancia en el Más allá (entre dos reencarnaciones) y con la excepción de los individuos que fueron extremadamente malos, los humanos son recompensados por el karma positivo que generaron (actos de bondad y de ayuda), así como por el amor que sintieron durante su vida terrestre, aunque estos aspectos hayan sido mínimos.

En segundo lugar, karma a nivel individual es más una guía para dirigir a la joven alma en el sendero de su evolución, que para castigarla sin piedad cada vez que hace algo malo. (ver el karma en la vida humana)

Así que el concepto que tiene Raquel de los esoteristas es incorrecto. De hecho el Maestro Pastor afirma todo lo contrario. Asevera que sin importar el daño que hayamos hecho en el pasado, incluso un tirano puede cambiar su destino karmico. (ver ¿está el destino predestinado?)

Además en el suicidio hay que distinguir dos tipos de castigo:

Está el castigo que el suicida se genera al quitarse la vida y volverse un “fantasma errante”. Pero ese castigo no es un castigo karmico. Es más bien como cuando le dicen a un niño: “no metas tus dedos en el enchufe eléctrico porque te vas a electrocutar”. Igual aquí, la Teosofía dice: “no te suicides porque sin importar lo mal que te encuentres, vas a caer en una situación peor”. Karma no tiene nada que ver al respecto, simplemente deben de comprender que la Creación es una elaborada estructura de energías que si se saben manejar se vuelven beneficiosas, y si no, se vuelven dañinas. Quien sabe manejar el fuego, calienta su casa, quien no, la quema. Igual aquí, quien sabe manejar las energías puede resolver la situación en la que se encuentra, quien no, cae en situaciones todavía peores.

El segundo castigo si es karmico, pero como karma es más educativo que punitivo, las circunstancias van a influir mucho en su aplicación. No es lo mismo una persona que se suicida como resultado de una depresión espantosa que se puede decir, la ha llevado a un estado de semi-locura en el cual la persona ya no razona con claridad, que una persona que se suicida para chantajear y/o mortificar a otro:

- “¡Si me abandonas Juan Manuel Fernando, me suicido!”

(Para dar un ejemplo)

Como pueden ver todo depende de las circunstancias y del motivo. Incluso la persona puede ser karmicamente premiada si se suicida para sacrificar su vida para salvar a otras vidas y no había otra alternativa. Por ejemplo, leí que un submarino nuclear tuvo un grave accidente en su reactor, y varios marineros aunque sabían que la fuerte radiación los iba a matar de forma muy dolorosa, entraron en el reactor para repararlo y evitar así una catástrofe. Es por eso que el Maestro Kuthumi precisa que:

« El motivo lo es todo, y el hombre es castigado en caso de responsabilidad directa, nunca de otra manera. En el caso de la víctima, la hora natural de la muerte fue anticipada accidentalmente, mientras que en la del suicida, la muerte fue traída voluntariamente y con el pleno y deliberado conocimiento de sus consecuencias inmediatas. Por ello una persona que causa su muerte en un ataque de locura temporal, no es considerada [por los Señores del karma, como verdaderamente] un suicida. … Ni tampoco queda a expensas de las tentaciones de Kama-Loka, sino que cae dormida como cualquier otra víctima [aunque eso sí, sufriendo su tortura mental y es que es ella misma quien se la genera]. » (CM20C, p132)



¿POR QUÉ MUCHOS QUE QUISIERON SUICIDARSE MUEREN POCOS AÑOS DESPUÉS?



Natalia, otra linda lectora, me hizo la siguiente pregunta:

« He notado que muchos suicidas frustrados (es decir que lo intentaron y fallaron) mueren pocos años después relativamente, sin que sea por suicidio sino de otra manera. Me asalta la duda de si en verdad lograron llegar a la duración de su vida como debió ser ó fue una especie de efecto tardío de su acción suicida que les llego después, siendo entonces de alguna manera un castigo irónico por haber intentado suicidarse antes y de todas formas se les corta la vida terrenal antes de tiempo. Obviamente la mayoría de suicidas frustrados llegan a la vejez, sólo que he conocido muchos casos que no viven tanto después de haber ocurrido ese hecho.

Mi pregunta sería: al ser un suicida frustrado y morir años después aún joven (relativo) ¿sería un castigo divino por así decirlo ó en verdad esa vida iba a durar solo ese tiempo? »

Aunque no he leído propiamente una respuesta de los Maestros al respecto. Reflexionándolo, pienso que se debe a que las personas que trataron de suicidarse fueron creando sin darse cuenta, energías con ese propósito. Deben saber que los seres humanos tienen una gran capacidad creativa por medio del pensamiento. Capacidad que suelen activar de manera inconsciente. (ver el aspecto oculto de la energía)



Usualmente aquel que intenta suicidarse lleva ya un cierto tiempo pensando en ello, nutriendo esa idea con sus emociones y pensamientos. Incluso muchos, si no se atreven a pasar al acto, en su interior lo imaginan, lo desean, y eso genera una energía en los planos sutiles cuyo propósito va ser que se realice ese deseo. Cuando esa energía termina por proyectarse en el plano físico, busca cumplir su propósito que es matar a la persona.

En esos casos, lo más probable es que el suicida arrepentido también muere antes de lo previsto y le sucede lo mismo que si se hubiera suicidado en acto propio y de hecho lo fue, sólo que de manera inconsciente. Acuérdense: lo que desean e imaginan, termina por realizarse. De ahí la importancia de controlar nuestros pensamientos y emociones.

Los que llegan a la vejez es porque la energía que generaron no era muy fuerte, no le inyectaron la intensidad de energía suficiente para que terminara por manifestarse en el plano físico.

Y ahora que saben eso, van a ser responsables de sus creaciones (sorry), así que les aconsejo que eliminen esas energías que formaron. Una forma muy sencilla y muy eficaz es por medio de la visualización (les digo que es el poder del ser humano). Visualicen que reciben una cascada de Luz blanca divina que los purifica y disuelve todas esas creaciones nocivas.



CONSEJO PARA QUIENES SE QUIEREN SUICIDAR



Si se sienten tan mal que ya no soportan vivir, díganselo a Dios, a la Jerarquía, a los Ángeles. En un lugar tranquilo, donde estén solos. Prendan una vela blanca, recen un Padre Nuestro para sintonizarse con la divinidad, y díganles todo lo que sienten. Díganles que ya no pueden más, que vinieron para evolucionar y que no se vale soportar tanto sufrimiento, que ustedes están haciendo su esfuerzo y que también a ellos les toca echarles la mano. Por lo tanto pídanles que los ayuden con su situación, que les den la fuerza y la guía para poder superar el tormento que los aflige. También pídanles que los ayuden a disolver las entidades nocivas que crearon (les aseguro que con su ayuda va a ser mucho más fácil).

Si su petición es autentica, verán que los milagros ocurrirán. Se los digo por experiencia (yo de plano les grité y me hizo mucho bien). Si sienten la necesidad, háganlo varios días seguidos o repítanlo cada semana o mes, hasta que sientan cierto aligeramiento en su ser.

Cómo anécdota, yo sentía un vacio en mi interior que me hacía sufrir mucho, y en una ocasión estallé. Ya había estallado como dos o tres veces anteriormente, pero en esa fue la cúspide de mi desesperación. Les grité a “Allá arriba” que si tenían aunque sea un poco de consideración por mí, me ayudarán con el dolor porque ya no podía más (y realmente así me sentía). Me quedé dormido como a eso de las dos o tres de la mañana, después de haber estado horas llorando y gritando, y curiosamente cuando desperté, ya no sentí el dolor. Desde ese entonces el vacio ya no me lastima más, lo sigo sintiendo, pero ya no me duele.

Por otra parte, también deben de comprender que si el suicida sigue sufriendo en el Más allá, a pesar que ya no tiene que lidiar directamente con el plano físico, es porque él mismo está creando su sufrimiento. Si por ejemplo, le dolían las piernas por haber mucho caminado, obviamente cuando se encuentre en el astral, ese dolor ya no lo va a sentir porque pertenece al cuerpo físico. Pero si sigue sintiendo ese tormento que lo llevó a quitarse la vida, es porque:

LA PERSONA MISMA LO ESTÁ GENERANDO

Tienen que comprender muy bien esto. Ustedes mismos se generan su tormento. Cierto, en base a las dolorosas experiencias que vivieron o están viviendo y no dudo que sean muy dolorosas y traumatizantes, créanme, yo también he estado ahí. Pero de ustedes depende quedarse esclavizados en ese trauma o superarlo. Es por eso que los grandes Maestros enseñan a desapegarnos de las heridas que nos ha causado la vida.

Es por eso que Buda dijo:

- “El dolor es inevitable, el sufrimiento opcional.”

Es por eso que Jesús dijo:

- “Perdona a tus enemigos.”

Estos grandes Guías recomendaron esto, no para que nos viéramos muy “nobles y espirituales”, sino para nuestro PROPIO BIEN, para que no nos hundiéramos en nuestro propio tormento. Es muy importante que entiendan esto, porque hasta que no lo hayan verdaderamente comprendido, no podrán realmente dejar de sufrir.


¿CÓMO SE PUEDE AYUDAR A LOS QUE YA SE SUICIDARON?

Principalmente haciendo dos cosas:

Ver si la persona que se suicidó dejó algo sin terminar y tratar de realizarlo por él, en su nombre. Esto debido porque muchas veces esas cosas inconclusas mantienen al suicida desencarnado en un estado de inquietud buscando como regresar a la Tierra para terminar lo que dejó pendiente, y eso lo puede llevar con los médiums (quienes en general no son malos, pero ignoran el daño que causan).

Rezando por el fallecido, poniéndole un pequeño altar, y sobre todo solicitando a los Seres divinos para que lo ayuden a comprender la situación en la que se encuentra ahí perdido en el astral. Para que se libere de la prisión de tormento que él mismo se está generando y lo guíen hacia la Luz divina, y así evitar que pueda caer en los peligros que hay en el astral. (El método lo detallo en ¿Cómo ayudar a los suicidas, accidentados y asesinados?)





¿Por qué lo que enseñan los Maestros Kuthumi y Moya, difiere bastante con lo que dicen las religiones, los espiritistas y los movimientos esotéricos en general?

Pienso hacer un capítulo detallando las razones, pero como todavía me voy a tardar, en resumen es porque:

Las religiones tienen mucha de la Sabiduría Divina, pero con los siglos, las enseñanzas originales se han ido deformando y llenando de dogmas falsos. Por ejemplo, el concepto del infierno, purgatorio y cielo enseñando en el catolicismo es una alteración de lo que fue enseñado por los sabios de la Antigüedad. Otro ejemplo, en el budismo, es una creencia popular que la persona tarda 49 días para volver a reencarnar. Esto debido a que cuando muere un gran dirigente espiritual, al poco tiempo sale una comisión a buscar al niño en el que reencarnó. Pero como lo señala el Maestro Kuthumi:

« Salvo unos cuantos casos excepcionales, como el de grandes iniciados tales como nuestros Teshu-Lamas, los Bodhisattwas, y unos cuantos otros, ningún humano jamás reencarnará antes de su ciclo establecido. » (CM23B, p176)

La inmensa mayoría de los médiums sólo se pueden contactar con las entidades del astral, las cuales no son todas malas, pero incluso las buenas, al no poder ascender a los niveles superiores de existencia, tienen una visión limitada y tergiversada de lo que sucede en el Más allá.

En el desarrollo esotérico, hay una regla que dice que todo tiene que ser puesto a prueba y la Sociedad Teosófica no podía ser la excepción. Desafortunadamente sus dirigentes en Adyar fracasaron cuando la prueba surgió, y los Maestros no tuvieron más remedio que separarse de ella, lo que permitió que la enseñanza original fuera alterada. (ver la vida después de la muerte según Leadbeater y Besant)

La mayoría de los investigadores ignorando este hecho, tomaron la Neo-teosofía como una enseñanza legitima y la adoptaron en sus propias enseñanzas difundiéndola cada vez más, dando como resultado la proliferación de muchos movimientos pseudo-esotéricos en donde se enseña una mezcla de verdades y deformaciones de la Sabiduría Ancestral, con una buena dosis de inventos propios de sus autores.




CONCLUSIÓN



Pero NO porque te lo aconsejen, porque sea socialmente correcto o porque es “pecado”, sino porque TÚ conoces los aspectos ocultos del Universo y sabes que suicidándote sólo vas a empeorar tu situación. En cambio, mientras que te encuentres con vida, puedes hacer algo para modificar esa situación. Que no va a ser fácil, que vas a tener que ponerle mucho empeño, perseverancia, paciencia y tenacidad. Eso es seguro, pero de que se puede cambiar, se puede.

Es a ti de decidir:

- Si te quieres quedar atrapado en el astral como un fantasma errante durante décadas y décadas, sufriendo más intensamente ese dolor hasta que te haya hecho perder todo recuerdo de la persona que fuiste.
o
- Si prefieres paso a paso irte liberando de ese tormento y así progresivamente ir recuperando el control de tu vida y ya no tener que lidiar más con ese karma en la siguiente reencarnación.

Te lo digo porque yo puedo atestiguar que SÍ se puede. Habiendo caído, muy, pero muy bajo emocionalmente, sé lo que es la depresión más profunda y no ver salida durante años y años. Pero “algo” no me dejó rendirme, y es que soy un simple humano pero te aseguro que cuando ya me encontraba completamente derrumbado, una fuerza me jalaba y me ponía de nuevo de pie para seguir.

Varias veces me encontré desecho, completamente desesperado y abatido porque por más que planeaba y trabajaba, las cosas seguían mal (e incluso en dos ocasiones peor). Me acuerdo que me tendía en la cama a llorar gritando: “¡Ya no puedo más!” y al poco tiempo que se me pasaba el llanto, escuchaba una voz en mi interior que me decía “No te rindas, tu puedes seguir. Cuantas veces dijiste que eras un guerrero, pues entonces ahora demuéstralo”.

Reflexionándolo, sospecho que esa ayuda provino de “Allá arriba” y que emplearon recuerdos de mi pasado para darme ánimos, y es que de niño me encantaba una caricatura que se llamaba 'Los Caballeros del Zodiaco' e imaginaba que yo también “a pesar de las adversidades me volvía a levantar”, sólo que yo no era un caballero sino un guerrero porque estaba muy prendido con los libros de Carlos Castañeda.

Podrá parecerles infantil el método que emplearon, pero les aseguro que funcionó. Y es que los Seres de Luz se sirven de todos los medios que tienen a su alcance para tratar de ayudarnos, pero sólo pueden guiarnos, ya que deben de respetar la ley del karma y también nuestro libre albedrio. Pero hacen todo lo posible. Me acuerdo que un amigo me contó que ya estaba considerando muy seriamente suicidarse, cuando una amiga le llamó para decirle que había comprado dos boletos para saltar en bungee en un gran puente, pero su compañero se lastimó y no podría acompañarla. Le propuso que le regalaba un boleto si él la llevaba. Mi amigo se dijo a sí mismo:

- “¿Por qué no? Total, me caerá bien tener una buena emoción antes de partir. Hace tanto que no he tenido ninguna.”

Y me contó que cuando estaba cayendo de la cuerda y se acercaba al suelo, no sintió miedo, no sintió pánico, lo que sintió fue una profunda sensación de que su vida, a pesar que apestaba y era pésima, era también lo único que tenía antes de caer en el abismo y por lo tanto tenía que aprovechar cada día lo mejor que pudiera.

(Sin saber nada de esoterismo, intuyó el mensaje.)





OBSERVACIÓN

El comentario que puso Estefanía justo abajo es muy cierto y se me olvidó precisarlo en el capítulo. La persona que se piensa suicidar, no escucha los consejos que le da la gente, porque sabe que ellos no experimentan ese tormento. Y es que hasta que no lo has vivido, no puedes saber lo terrible que es ese sufrimiento. Yo lo experimenté durante años (y nada más de recordarlo se me tuerce el estomago) y tal vez no llegué hasta el fondo-fondo, pero si estuve muy cerca. Y les puedo asegurar como antiguo mega depresivo y en la situación desesperada en la que me encontraba, les puedo asegurar como alguien que SÍ pasó por esa experiencia, les puedo asegurar que al final valió la pena seguir viviendo.

Y si no me creen, pregúntenle a otros que también pasaron por ese espantoso sufrimiento. La inmensa mayoría les dirá lo mismo:

La famosa estrella de siete puntas de la alquimia con la fórmula VITRIOL



La famosa estrella de siete puntas
de la alquimia con la fórmula VITRIOL

Por Ulrich Arndt

La imagen alquímica de la estrella de siete puntas Vitriol (septagrama) revela –como casi ninguna otra imagen– el profundo conocimiento de los grandes alquimistas como Paracelso. Muestra su conocimiento sobre la influencia de los siete planetas en el curso de la energía vital en el ser humano e incluso en el cuerpo viviente de nuestra Tierra.
A menudo, los escritos relativos a la alquimia se han hecho muy difíciles de entender, intencionadamente. Muchos alquimistas –y también Paracelso– fueron tratados con hostilidades de diversos tipos. A menudo viajaban a lo largo de sus vidas por Europa, algunos incluso llegaron a Oriente Medio y al Norte de África para poder escapar de la avaricia de gobernantes y la estrechez de mente de los hombres de iglesia de aquel tiempo. Sin embargo, debido a esta amenaza, no pudieron exponer abiertamente en libros todo su conocimiento. Por eso, se referían a éste en alegorías, usaban nombres secretos para sustancias y procedimientos de laboratorio importantes, y dibujaron imágenes crípticas con varios niveles de significación. Esto ha contribuido a la dificultad actual de comprender su conocimiento teórico y práctico. Por lo tanto, se han necesitado más de veinte años de estudios comparativos de los escritos antiguos, combinados con investigaciones prácticas de laboratorio, para redescubrir los elixires curativos de Paracelso, tales como, por ejemplo, la esencia de oro ”Aurum Potabile” (ver números 6 y 7). Sólo de esta forma pueden descifrarse las bases más importantes para el elevado arte de la alquimia, es decir –como se describe en el último número– el conocimiento de los disolventes secretos de la alquimia; sólo con la ayuda de los cuales es posible la producción de ”Arcanos Superiores” (éste es el término para los más elevados remedios de la alquimia) de metales y gemas.
En consecuencia, está ampliamente demostrado por los ejemplos de la ”estrella de siete puntas Vitriol” y el ”hombre planetario” el nivel de profunda significación que ha de descifrarse en las imágenes simbólicas de la alquimia.
La estrella de siete puntas Vitriol es una de las imágenes más conocidas de toda la alquimia. Fue reproducida en diferentes versiones por diversos autores. En la Edad Media su conocimiento secreto era considerado de tal importancia que incluso la Orden oculta de los Caballeros Templarios ”grababa” por el paisaje francés, en sus castillos, la estrella de siete puntas. Y esto se hizo de una ingeniosa manera geomántica (de acuerdo con el conocimiento de las energías de la Tierra), lo cual también revela un asombroso conocimiento sobre el significado alquímico de la estrella de siete puntas Vitriol. Más tarde volveremos sobre esto. Primero echemos una mirada a los componentes principales de la imagen.
En el centro, la estrella de siete puntas Vitriol tiene una cara a la que las dos manos a izquierda y a derecha parecen pertenecer y los dos pies, también. Estas cuatro extremidades se refieren a los cuatro elementos: En una mano hay una antorcha, que representa el elemento fuego, en la otra mano hay una vejiga de aire (Vesica piscis), que representa el elemento aire; un pie está en el suelo y el otro en el agua. El quinto elemento a menudo se pasa por alto, pero se sienta encaramado en el trono de arriba en forma de la doble ala de Hermes. Los cinco símbolos que representan a los elementos están ordenados en un pentágono de tamaño normal. Junto al pie, un rey y una reina están sentados con los símbolos del sol y de la luna, que representan el poder polar de la naturaleza.
Además la imagen muestra tres formas diferentes: Un triángulo, un círculo y una estrella de siete puntas. El triángulo representa la trinidad de cuerpo, espíritu y alma; si uno sigue las inscripciones de los ángulos: “Corpus”, “Anima” y “Spiritus”, o, en alquimia, por Sal (= cuerpo, el principio solidificante), Sulphur (= alma, el principio que mueve) y Mercurius (= espíritu, el principio que conecta).
obre este triángulo hay un círculo con siete emblemas y una inscripción que dice: ”Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem”, en español: ”Busca en el interior de la Tierra y encontrarás, rectificando, la piedra secreta.” Las iniciales de todas las palabras en latín forman el nombre de VITRIOL. En tiempos anteriores ya se conocía el vitriolo como el cobre o hierro de vitriolo del cual los alquimistas hacían ácido sulfúrico para el procesamiento de metales. Pero Vitriol es también un símbolo alquímico para el proceso de la transmutación, la legendaria transformación del plomo en oro. En relación a lo humano esto significa la transformación de un mundo de oscuridad y enfermedad en luz, en salud, y en la aurora de la consciencia. Este proceso no es más que el sendero mítico del Santo Grial, ya que en las leyendas el Santo Grial representa la realización de un estado ”más translúcido”, ”más puro” y ”más iluminado”, respectivamente.
Los siete emblemas en el círculo se refieren también a esa transformación de la oscuridad en luz y del renacer en un nivel superior. Muestran símbolos de los duros trabajos de la ”Gran Obra”, la transmutación del plomo en oro; en el sentido de las agujas del reloj, comenzando desde el cuervo en el cráneo, hacia arriba, hasta el unicornio y la ”resurrección”. Por eso, cuervo y calavera representan la oscuridad y la materia en su estado de vibración más baja, a saber: cierta escoria originada en el proceso de trabajo, llamada caput mortuum. Esta escoria está compuesta de residuos de óxido férrico o de óxido de cobre como resultado de la producción de ácido sulfúrico de sulfatos de metales, por ejemplo, el vitriolo. En concreto, fue Paracelso quien en sus escritos señaló que incluso de tal escoria podía obtenerse algo valioso. Aquí el emblema con el cuervo se refiere al disolvente que contiene amoníaco. Las otras imágenes describen el proceso de obtención de una esencia regia o la esencia de oro Aurum Potabile (simbolizada por águilas llevando la corona); con su ayuda –como se muestra en la última imagen– se eleva al hombre de la oscuridad, de lo terrenal y de la inconsciencia, hacia la luz, y por lo tanto, “renace”, por así decirlo.Los Caballeros Templarios asociaron con toda intención su estrella de siete puntas con el flujo de la energía de la vida en nuestra tierra. Tal sensacional descubrimiento se hizo justo antes del cambio de milenio. Como Dawkins, el geomántico Siegfried Prumbach ha descubierto extensas líneas de energía. Hace cuatro años descubrió que todas estas líneas forman una trama geométrica regular: Una red global de energía que está construida principalmente con 12 grandes pentágonos, formando un llamado dodecaedro (uno de los cinco sólidos platónicos). Exactamente en el centro de uno de estos grandes pentágonos, el cual está superimpuesto en Europa y en el norte de África, Bourges se sitúa como el centro de la estrella de siete puntas. Y también la línea del Grial corre exactamente a través del centro de este pentágono.
Los Caballeros Templarios situaban las principales comandancias de su estrella de siete puntas junto a fuertes centros de poder, por ejemplo: el punto de la Luna en Rennes-le-Chateau (un lugar legendario de los Cátaros) y el punto del planeta Marte en Verdún (de hecho, este punto de Marte, el dios de la guerra, obtuvo cierta fama durante la Primera Guerra Mundial). Los Caballeros Templarios conectaron de forma particular el flujo de energía entre los siete sitios de poder o ”chakras de la Tierra” en Francia. El conocimiento secreto de los alquimistas se relaciona con la manera en la que las energías de los planetas en la estrella de siete puntas tienen que fluir para tener un efecto revitalizante. Sabían cómo transformar el “oscuro orden planetario” del nivel Nigredo en “oro” y brillo. Llamaron a éste el nivel de vibración más alta, “Rubedo” (= enrojecimiento) de acuerdo a los colores que aparecen durante la transformación de la materia en la Gran Obra. El esfuerzo de todos los grandes alquimistas fue alcanzar este nivel de vibración más alta en su laboratorio y dentro de sí mismos. Con este propósito Paracelso transformó metales sólidos y gemas en lúcidos elixires únicos. Éstos, utilizados como remedios, sirven para “abrillantar” al hombre en consecuencia, es decir: elevar su nivel vibracional, curar y sostener el desarrollo del carácter y de la consciencia.
Entre cada emblema se sitúa uno de los siete rayos de la estrella de siete puntas. En cada rayo hay uno de los símbolos de los siete planetas, empezando de acuerdo con la numeración de los rayos, con Saturno, Júpiter, Marte, luego el Sol, Venus, Mercurio, y finalmente, la Luna. Tradicionalmente se asignan ciertos metales a los planetas: Éstos son Saturno = plomo (o antimonio, mineral de vitriolo), Júpiter = estaño, Marte = hierro, Sol = oro, Venus = cobre, Mercurio = mercurio (o zinc), Luna = plata. Dando los nombres de los planetas, también se alude a la Gran Obra de los metales, significando la transformación del plomo en oro.
La secuencia de numeración de los planetas de 1 a 7 corresponde al llamado orden caldeo de los mismos. En ese tiempo se suponía que la Tierra era el centro de las órbitas planetarias. Y el orden establecido por los caldeos hace 3.000 años tenía el propósito de marcar su distancia descendente desde la Tierra. Es asombroso: cuando los siete planetas clásicos se ordenan de acuerdo con el promedio de la velocidad orbital, empezando con Saturno, el planeta más lento, se da la misma secuencia. Por ello, es un orden físico muy razonable incluso aunque se haya demostrado que la concepción geocéntrica del mundo es errónea.
A finales del siglo XVII, el alquimista Johann Georg Gichtel, en su famoso “hombre planetario”, describió los planetas, exactamente de acuerdo con esta secuencia planetaria. Aquí, los planetas marcan los chakras, los siete principales centros de energía del hombre, empezando desde el chakra coronario con Saturno hasta el chakra raíz con la Luna. Los alquimistas llamaban a los chakras ”los sellos de los planetas” o ”los hornos del alma”.
Gichtel, ideando su hombre planetario en negro, llamó a la imagen una descripción del “hombre enteramente terrenal, natural, oscuro”. La compuerta negra representa la “fase Nigredo”, literalmente “lo negro”, la materia oscura, con baja vibración, en el principio de la Gran Obra. Por eso, es una fase parecida a la mostrada en la estrella de siete puntas Vitriol: en ella se simboliza el principio del trabajo con el pájaro negro en la calavera. De la misma manera que los emblemas en la estrella de siete puntas demuestran la transformación de la materia, el “oscuro hombre planetario” tiene que ser transformado y elevado. Por eso, el orden planetario y la asignación de chakras, tal como se muestra en la imagen de Gichtel, representan el mismísimo principio del proceso. Marcan una fase en la que las fuerzas de solidificación dominan el mismo, retrocediendo y, finalmente, muriendo. Sin embargo, hay oculta una indicación en ambas imágenes; la de la estrella de siete puntas y la del hombre planetario, una indicación sobre cómo los planetas pueden combinar su acción para elevar e iluminar al hombre, y para transformar el oscuro plomo en oro brillante, con una vibración alta.
Se hablará más sobre este tema en el próximo número…
Echemos una mirada ahora a la estrella de siete puntas de los Caballeros Templarios de Francia. Un viejo mapa de los Caballeros Templarios muestra la posición de las siete principales comandancias, las cuales están ordenadas en forma de estrella. También en este caso los rayos de la estrella están en el mismo orden que los planetas. Pero hay una diferencia: están ordenados de forma invertida. Junto al centro de la estrella destaca el nombre de la ciudad de Bourges. Curiosamente el famoso alquimista Fulcanelli, describió Bourges como la ”piedra angular de la Gran Obra de los alquimistas de Europa”, sin dar, sin embargo, ulterior explicación. Solamente en 1998 se resolvió este acertijo, al menos parcialmente. El geomántico Peter Dawkins descubrió una extensa línea de energía, una llamada ‘leyline’, que pasa a través de Francia comenzando desde Saintes Maries de-la-Mer (el lugar de peregrinación más importante de los gitanos sinti y roma), hasta Bourges y Chartres, e incluso a través de Inglaterra. Ya que muchos lugares de la leyenda del Grial están situados en esta línea, Dawkins la llamó “línea del Grial”. Esta línea del Grial pasa exactamente a través del centro de la estrella de siete puntas de los Caballeros Templarios. En el norte de Francia divide con precisión el rayo del Sol, y en el sur corre entre los rayos de Saturno y la Luna, hasta el Mediterráneo. Hay que mencionar que esta línea del Grial no está representada en el viejo mapa de los Caballeros Templarios. ¿Puede ser esta coincidencia pura casualidad? Difícilmente. Sol, Luna y Saturno, los tres rayos planetarios situados en la línea del Grial, representan la trinidad de cuerpo, espíritu y alma. En alquimia corresponden a Sal, Sulphur y Mercurius. Y si miramos a la estrella de siete puntas Vitriol, la ubicación deliberada de la misma es incluso más evidente. Los tres rayos del Sol, la Luna y Saturno en la contracción VITRIOL, corresponden al comienzo, mitad, y final de la palabra, es decir: a las letras VRL. VRL o VRIL es el nombre de la fuerza elemental de la creación, omnipresente y vigorizante. Las letras restantes IT e IO forman la palabra latina ITIO, [in-itio = inicio = poner en el camino; de ‘iter’ = camino o itinerario]*, significando el viaje o camino, o más bien el flujo del poder universal de la creación a través de los siete planetas en la forma de siete ”luces” divinas, y, finalmente, el curso de la energía de la vida a través del cuerpo, espíritu, alma, y de los siete chakras.
Fuente: Horus Media

¿CÓMO EL ALMA ELIGE A SUS FUTUROS PADRES PARA REENCARNAR?



¿CÓMO EL ALMA ELIGE A SUS FUTUROS PADRES PARA REENCARNAR?

Los individuos que esperan su momento para reencarnar, no están como en una ventana viendo lo que sucede en el plano físico.

Cuando la pareja en el acto sexual entra en fusión, genera una intensa elevación de energía cuya vibración va a situarse y abrirse en una de las esferas ubicadas en los planos sutiles. Cada esfera está habitada por diferentes grupos de entidades. La esfera con la que se conecta la pareja corresponde al nivel de su desarrollo para procrear, a la energía que han sabido liberar, a la manera como han vivido esa energía, a todo lo que son espiritualmente, hereditariamente y que corresponde a todo lo que pueden proponer como padres, raza, nación, etc.

Todo esto constituye lo que ellos pueden ofrecer como destino para esa entidad. Es por esa razón que las esferas viajan. En un período de tiempo X en la tierra, la esfera que estaba designada para los nacimientos, las entidades que la habitan habiendo obtenido suficientes encarnaciones, la esfera se desplaza y sede el lugar para otras esferas con otras entidades.

Es por eso que se dice que cíclicamente los iniciados de tal país, o que los atlantes, o que los iniciados egipcios, o que los iniciados celtas regresan en encarnación; o al contrario que las órdenes malévolas de tal o tal grupo regresan en encarnación.

Esto es porque cada individuo, cada alma pertenece a una vibración, pertenece a una esfera de entidades y esas esferas tienen derecho a la encarnación en horas muy precisas. En momentos que corresponden a sus desarrollos espirituales o la necesidad de su encarnación para efectuar algo en el planeta. Por lo tanto, siempre hay una gran correspondencia entre el mundo espiritual y el mundo físico.

Entonces, cuando ese gran túnel de vibración se ha elevado y abierto en la esfera que corresponde a las entidades que deben encarnar en ese momento, el factor preponderante que determina la entidad es la similitud de las vibraciones. Lo que aportan los padres como destino, karma, educación, devenir social, etc. Y no porque reconoce a sus antiguos padres o amigos de una otra vida.

Los vínculos karmicos no son jamás lazos afectivos y es por eso que pueden estar casados con personas que son nuevas en vuestro desarrollo cósmico. Si quisieran en cada reencarnación encontrarse con el mismo marido o la misma esposa, no habría evolución y no habría diversidad porque el alma, desde la perspectiva de su reino, no tiene relación afectiva con lo manifestado (el mundo físico). El alma tiene una relación de necesidad y una relación de voluntad. Lo que es justo se vuelve su voluntad, lo que es necesario se vuelve su voluntad y el amor es para todo el mundo y no solo para las personas que ha previamente conocido. El amor es para todos.

Esto quiere decir que el alma no tiene ningún problema con casarse con tal o tal ser, porque ella tiene amor para todo el mundo. En cambio, la psicología que se generará a partir de la encarnación, independientemente de la disposición tomada por el alma y su universalidad, va a seleccionar sus potenciales parejas: “Este si me gusta, este no”. Todo eso pertenece al juego del plano físico y no al juego del alma.

Así que cuando el alma en su esfera vio que destino podría obtener encarnándose en tal o tal hogar envía su acuerdo. De la misma manera que la energía subió a ella para suscitarla, el alma también envía su energía para dar su consentimiento, para que el embrión pueda formarse, porque si no el embrión no podrá formarse y es cuando se dice que la pareja es estéril.

Es cierto que en algunos casos, realmente hay un problema a nivel de los órganos, pero en muchos casos de infertilidad es simplemente porque la vibración no encuentra ningún eco favorable en las esferas. En esos casos, la mujer y el hombre deben sobre todo trabajar en ellos mismos. No es que sus órganos sean estériles, sino que el destino que proponen no interesa a ninguna alma.

Ellos tienen que repensar algunas ideas, ciertas posesiones, los instintos o cuál es su razón de querer tener un niño, porque si hay una cosa que las entidades rechazan totalmente es la de encarnar solamente porque mamá y papá quieren absolutamente tener un bebé. Eso es algo que no les agrada para nada a las entidades. Mucha gente quiere un bebé como el niño quiere el juguete del vecino, porque es algo que puede divertirles. Ahora bien considerar la procreación como una diversión tiene muy mala recepción para las almas.

(Maestro Pastor, 08-11-87)


Nota: Lo que Pastor llama “esferas” ubicadas en los planos sutiles donde viven las almas humanas entre dos reencarnaciones, la Teosofía y el Budismo las llaman “Lokas” que en sanskrito significa regiones o moradas. Existen tres grandes regiones sutiles: Kama-Loka, Rupa-Loka y Arupa-Loka que se traducirían como la región del deseo, la región de la forma y la región sin forma, cada una teniendo a su vez múltiples sub-regiones.




Nota: ¡Atención! Esto no significa que la razón que explico aquí sea su caso, ya que hay muchas diversas razones por las que varias parejas no pueden procrear un bebé. Y a medida que vaya encontrando más información esotérica sobre el tema, iré ampliando este capítulo.

SIMBOLISMO ESOTÉRICO DE LA ESTRELLA DE DAVID



SIMBOLISMO ESOTÉRICO DE LA ESTRELLA DE DAVID

Si quieren utilizar un símbolo verdaderamente poderoso, que está verdaderamente energizado, porque está conectado con un Ser Todopoderoso. Si realmente quieren hacer referencia al espíritu de esa Entidad Cósmica, a la protección efectiva de quien llaman Dios, deben utilizar el símbolo constituido de dos triángulos entrelazados.

Conocido como Estrella de David, Sello de Salomón, Estrella Hexagonal, Escudo de Sion.

¿Qué significa esa figura?

Es un símbolo por supuesto, pero un símbolo NO sólo es una imagen, una representación gráfica. Es principalmente una forma que conecta con la esencia de una Entidad Cósmica y es por ello que en el ocultismo es tan valioso, ya que en determinadas operaciones, simplemente se requiere poner el símbolo para que la sustancia del Ser Cósmico se manifieste y que esa entidad produzca una irradiación en ese lugar.

Cuando hayan adquirido un mayor desarrollo cósmico, todos ustedes serán atraídos por los dos triángulos entrelazados, porque es el verdadero símbolo de vuestro Padre Cósmico, es el verdadero símbolo de la acción, de los tres primeros rayos esotéricos. El hombre que asciende, Dios que lo integra. No puede haber símbolo más iniciático, se los aseguro.
_ _ _

En la práctica, piensen en poner el sello de Salomón en la puerta de entrada para alejar las malas energías. El sello de Salomón es una onda de forma magistral para difundir energías neutrales.

Aquel que es radiestesia puede decir si mi palabra es cierta o no. Que tome su péndulo y lo pase sobre el sello de Salomón y constatará a que punto es neutral. No les propongo hacer todo un ritual alrededor del símbolo, pero pongan al menos la figura y esta difundirá que esté consagrada o no.

Si más particularmente hay en une habitación una perturbación telúrica, pongan el sello en la puerta y en la ventana, y lo más posible intenten ser sutiles para no estar perturbados por esas ondas.

Pastor (maestro de sabiduría, conferencias del 06-12-86 y del 16-11-85)


El libro La Respuesta del Ángel da una explicación que va en ese sentido. En la conversación 14, el ángel dice que el triangulo apuntando hacia arriba es el signo de ÉL, mientras que el triangulo apuntando hacia abajo (que es la imagen reflejada del primero) es el símbolo de aquellos cuya tonalidad es “aquel que ayuda”. Más adelante a Jesús lo llaman “la Ayuda por excelencia” (pg112) y resulta que en el esoterismo es el portador del rayo dos.

Deduzco que el triangulo apuntando hacia abajo es el símbolo del rayo dos y el triangulo apuntando hacia arriba es el símbolo del rayo uno.




Todo esto puede parecerles muy confuso, pero si estudian la enseñanza de los rayos esotérico, se les va a esclarecer.

La Creación está formada a partir de siete Fuerzas Primordiales, los siete Principios Originales, las siete Energías Cósmicas que en el esoterismo se les conoce como los Siete Rayos. Primero emana el rayo uno, el cual va a dividirse en tres rayos, para posteriormente formar los siete rayos,

Los rayos estando dotados de CONCIENCIA, de una manera religiosa se les puede considerar como las siete expresiones de Dios, sus siete cualidades o sus siete características divinas. Así los tres primeros rayos son conocidos en el cristianismo como la Santísima Trinidad que postula que Dios aunque siendo un ser único, existe simultáneamente como tres entidades distintas: Dios-Padre, Dios-Hijo y Dios-Espíritu Santo. Los tres comparten los mismos atributos y la misma naturaleza, por lo tanto estos tres constituyen el único Dios.

A partir de todo esto deduzco que la Estrella de David es el símbolo de la Santísima Trinidad.

(No se cual es el símbolo del rayo tres (el espíritu santo), pero sospecho que también debe de aparecer en la estrella, reflejando en figura, la naturaleza tripartita de Dios)

“Casualmente” en el Oriente tienen la misma conclusión, ya que en la tradición hindú la estrella de David simboliza, ya sea a Brahma (el dios creador) o a la Trimurti, la trinidad hindú compuesta por Brahma, Vishnú y Shiva. Como pueden ver encontramos los mismos conceptos.

_ _ _

No me extraña que el pueblo hebreo haya adoptado ese símbolo, dado que sus antiguos sabios tenían un conocimiento muy profundo en ocultismo. Y justamente por su importancia ese símbolo es muy utilizado en el esoterismo para la magia, los talismanes o simplemente como protección. Así la Sociedad Teosófica lo incorporó en su sello.

jueves, 10 de agosto de 2017

El Profundo Amor Universal. El Gran Arquitecto.


La imagen puede contener: 1 persona, exterior

El Profundo Amor Universal.
El Gran Arquitecto.
Victor Salazar Soto.
Caballeros de la Orden del Sol.

Quiero hablarles en nombre de ese Supremo Consejo, que es dirigido por aquellos VENERABLES Ancianos de las Vestiduras Blancas, y que existe más allá del inicio de los tiempos en que los Hombres aparecieron en este mundo tridimensional.
Ellos coordinan con todos aquellos seres, que trabajan en bien del progreso evolutivo de la humanidad. Ellos viven entre nosotros en el planeta Tierra.
Nuestra Madre Tierra.
Quiero decirles que toda la existencia en estos tres planos .Espiritual, mental y físico todo proviene de la misma fuente infinita.
Nada muere todo se transforma, todo evoluciona, cambia, nada se desperdicia en la naturaleza.
Nada está quieto, pasivo todo está en constante movimiento transformándose.
Todas las formas, evoluciona y se transforma.
Toda la existencia viene del Gran Arquitecto del Universo G:.A:. D:.U:.
En toda su manifestaciones físicas y no físicas.
El espacio no está vació, La existencia lo penetra todo, nada está hecho al azar.
La casualidad no existe, todo es causal, todo tiene un propósito.
Lo de arriba es igual a lo que esta abajo. El gran secreto consiste en saber que todos venimos de la misma fuente, que no hay nada que este solo, individual.
Todos estamos integrados, en diferentes emanaciones o dimensiones, de existencia.
Pero todo es “UNO” .
Salimos de “EL TODO” , en su expansión y en el camino nos desarrollamos y evolucionamos, para volver a EL vivimos y nos movemos en EL.
Asi sea

miércoles, 9 de agosto de 2017

El Retorno:


La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

El Retorno:

Víctor Salazar Soto.

Caballeros de la Orden del Sol

Somos como la gota de agua de un Gran Océano.
Nuestra constitución Cósmica es parte de un Gran Universo en movimiento y expansión
Nos desarrollamos y evolucionamos nuestra conciencia experimenta las diferentes emanaciones de existencia.
Luego de experimentar nos fusionamos en el TODO.

Asi sea.

lunes, 31 de julio de 2017

LAS LEYES Y PRINCIPIOS UNIVERSALES


Image result for foto las leyes universales


LAS LEYES Y PRINCIPIOS UNIVERSALES

Sixto Paz Wells








LAS LEYES Y PRINCIPIOS UNIVERSALES

“La cosecha de nuestra vida es el producto
de la siembra de nuestras acciones
pasadas y presentes”.

Vivimos en un universo multidimensional .
Vivimos en un universo material de siete dimensiones, y poseemos siete cuerpos para actuar en esas siete dimensiones . Para activar la conciencia en cada uno de esos siete cuerpos, para actuar concientemente en cada una de esas siete dimensiones, disponemos de siete chakras, vórtices o ruedas de energía, que debemos aprender a activar a través de la sagrada respiración. Más allá de la séptima dimensión, como en la música, en una octava superior, hay un universo paralelo a este que ya no es material sino mental. Octava, novena y décima dimensión corresponderían a ese universo mental, y a partir de la onceava dimensión en adelante, nos encontramos con un tercer universo que es espiritual. El Universo Espiritual creo al Mental, y el Mental al Material, de tal manera que Dios, que es uno solo, no nos creo a nosotros directamente , sino a través de jerarquías intermedias, a través de un grupo de seres ultraterrestres del universo mental llamados los “Hellel” o “los Resplandecientes”, también conocidos como “los Hijos de Dios”. En nosotros se dan los tres planos: material, mental y espiritual con la misma potencialidad creadora de un plano sobre el otro. En la medida que crezcamos en consciencia, esto es, que seamos concientes de ésta multiplicidad de realidades, podremos actuar modificando, orientando y dirigiendo nuestra existencia hacia un sin fin de realizaciones y materializaciones trascendentes.
Estamos pues en un universo material de siete dimensiones, el cual se encuentra regido por siete leyes o principios. El conocerlas y el saberlas aplicar nos hace magos, maestros y alquimistas capaces de transformar y transmutar todo alrededor nuestro y dentro de nosotros. Estas leyes son:

El Principio del Mentalismo
“Todo es mental”, que es lo mismo que decir que “uno puede crear lo que cree”.
Si creemos en cosas positivas, atraeremos y crearemos condiciones y circunstancias positivas a nuestro alrededor. Pero si por el contrario, nos dejamos arrastrar por el negativismo y estamos todo el tiempo pensando en cosas negativas, las atraemos y las materializamos en nuestra vida, y alrededor nuestro.
Todo es consecuencia de una actitud mental y de un acto de voluntad. Si creemos, creamos. Nuestra mente es creadora. Es una parte ínfima de la esencia universal, pero semejante a ella. Como dicen las Sagradas Escrituras:”Dioses sois, hijos del Altísimo”. Debemos aprender a orientar y administrar de manera positiva esa divinidad.
En éste principio se debe trabajar la concentración, la voluntad y la sabiduría.
Para memorizar más fácilmente éste principio, lo relacionamos y ubicamos con el vórtice, chakra o rueda de energía de nuestra coronilla (encima de la cabeza).

El Principio de Correspondencia
“Así como es arriba así es abajo, y viceversa”, esto significa que las mismas leyes que organizan el macrocosmos (el Universo), regulan el microcosmos, que es el universo interior de cada uno. Si queremos conocer cómo funciona el universo, pues debemos empezar por conocernos primero a nosotros mismos. Si iniciamos el proceso del autoconocimiento sabremos como se mueve todo, y cómo podemos modificarlo. Si queremos que nuestra pareja cambie, que cambien nuestros hijos, o que cambie nuestra familia, el vecino y hasta el mundo, debemos empezar por cambiar nosotros, porque somos como un espejo mágico, en donde todo y todos se reflejan. Si queremos que esa imagen cambie tenemos que hacer magia interior para reflejarlo en el exterior. Es a través nuestro que se inicia la reacción en cadena, porque como ya dijimos antes, somos dioses creadores, arquitectos de nuestra propia realidad.
En éste principio se debe trabajar el despertar de la conciencia, el discernimiento y la intuición.
Esta ley la relacionamos con el vórtice de la frente, el entrecejo, y la ubicamos para memorizarla en esa posición.

El Principio de Vibración
“Todo vibra, todo esta en movimiento”, todo se mueve hacia un cambio, hacia su propia transformación; pero también este principio tiene que ver con el poder del sonido que se manifiesta en nosotros a través de la palabra, como “ La Magia del Verbo”. Esto quiere decir que “uno concreta lo que decreta”.
En el evangelio de San Juan dice: “En el principio era el Verbo (la palabra), y la palabra era Dios, y la palabra estaba al lado de Dios, y por la palabra todas las cosas fueron hechas”. Qué importante entonces es la palabra si se le asigna ese poder de materializar intenciones.
Debemos tener mucho cuidado con las cosas que decimos porque la palabra es creadora, y tiene su propia carga vibratoria que puede contaminar el ambiente o lo puede elevar vibratoriamente.
Decía un adagio árabe: “Habla solo cuando tus palabras sean más dulces que tu silencio”. De tal manera que si no tenemos nada bueno que decir, debemos aprender a guardar silencio.
La palabra es la que da forma a las cosas. Por la palabra se puede construir o destruir. La palabra es una llave que puede abrir puertas entre las dimensiones, así como puede aperturar las conciencias y los corazones de los semejantes, pero sólo si se emplea adecuadamente.
En éste principio se debe trabajar con la respiración, el autocontrol, la inteligencia, la autobservación, la prudencia y la pureza.
La ubicación de este principio sería a la altura de la garganta.

El Principio de Polaridad
“A toda fuerza se le opone otra contraria de igual intensidad”. Uno mide la importancia de las cosas que realiza en la vida por el grado de dificultad que se genera como reacción contraria.
La vida se encarga continuamente de ponernos a prueba para fortalecer nuestro voluntad y convicción, pero muchas de estas pruebas son consecuencia de la misma acción generada con nuestras decisiones y actitudes previas. Los cristales se forman en el interior de la Tierra debido a grandes presiones. Exactamente igual ocurre en el ser humano que se va perfeccionando a través de presiones, pruebas y dificultades que se le van presentando en el camino de la vida.
El problema en la vida no es cuando hay problemas, sino cuando no los hay , porque entonces debemos pensar que lo que estamos haciendo no tiene mayor trascendencia, o es que en cualquier momento se darán las dificultades que se encuentran como represadas , y hay que estar preparado para ello.
En el libro del Quijote, su autor Miguel de Cervantes pone en boca del famoso hidalgo: “Ladran los perros Sancho, señal de que avanzamos”.
En ésta ley se debe trabajar la perseverancia, la paciencia, la tolerancia y la convicción.
Este principio lo ubicamos a la altura del vórtice del corazón.

El Principio del Ritmo
“Todo va y viene. Nada permanece igual para siempre”. Todo esta sujeto a fluctuaciones, todo cambia, todo esta sujeto a variaciones y a permanentes modificaciones; todo se mueve como un péndulo. No siempre estaremos bien, ni siempre mal. “Cuanto más oscura esta la noche, señal es que el día esta más cerca”. Todo en la vida esta sujeto a ritmos que pueden llegar a ser controlados por nuestra voluntad y conciencia. Nuestra vida puede y debe ser dirigida por nuestra voluntad y conciencia, procurando lo mejor, aprendiendo previamente s reconocer qué es lo mejor.
En esta ley se deberá trabajar la voluntad, la fe, la paciencia, la constancia y la esperanza.
Este principio lo ubicamos a la altura del Plexo Solar, ligeramente por encima del ombligo.

El Principio de Causa y Efecto
“Toda causa tiene su efecto. Todo efecto tiene una causa; todo obedece a leyes universales”. Nada ocurre porque sí, todo es producto de una razón o motivo, y además, todo apunta en una dirección.
Dicen las Sagradas Escrituras: “Has con otros como quisieras que hicieran contigo, no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”. He aquí la regla de oro en el comportamiento de nuestra vida para construir una atmósfera alrededor nuestro de paz y armonía.
Los seres humanos somos el resultado de nuestras existencias pasadas, nadie está improvisado en el camino. Todo en nuestra vida es consecuencia de las necesidades de nuestro actual aprendizaje y de las decisiones, pensamientos y actos con los que sembramos nuestro camino a lo largo de nuestras existencias, incluyendo la presente.
La cosecha de nuestra vida es el producto de la siembra de nuestras acciones.
Esta ley universal es la base del concepto de la reencarnación, de la existencia de las vidas sucesivas como proceso de aprendizaje y crecimiento.
En ésta sexta ley se ha de trabajar el servicio con discernimiento, bondad y con decisión.
Este principio lo ubicamos a la altura de los órganos sexuales.

El Principio de Generación
“Todo tiene su principio masculino y femenino, su positivo y su negativo; todo busca su complementación. Los opuestos son necesarios para el crecimiento de ambos”. Todo en el universo busca su complementación, así la luz y la oscuridad, lo bueno y lo malo.
Con el tiempo uno llega a darse cuenta que hasta lo malo en la vida no es tan malo, porque hace que lo bueno sea más bueno. ¿Quién sabría valorar la luz del día si antes no pasa por las tinieblas de la noche?
En esta séptima ley habremos de trabajar la comprensión, la tolerancia, el respeto y el amor.
Este principio lo relacionamos y ubicamos con el primer chakra ubicado en el cóxis.

¿Cómo accionar las Leyes y Principios Universales?
Cada vez que nosotros hacemos una oración, o un ejercicio de canalización de energías, o nos imaginamos que nos protegemos creando mentalmente una cúpula de protección, o hacemos una cadena de sanación o de irradiación al planeta, o hacemos una imposición de manos a alguien, o deseamos algo con fe estamos accionando las Leyes y Principios Universales.

¿Cómo y cuando se pueden poner en práctica las 7 Leyes y Principios Universales?
Cada vez que realizamos con convicción las prácticas de respiración, relajación, concentración y meditación, orientadas hacia un fin determinado estamos accionando las leyes y los principios universales. Por ello es muy importante la capacidad y seguridad (convicción) que lleguemos a desarrollar mediante ejercicios y prácticas para enfocar nuestra atención, y la energía en tal o cual dirección, para tal o cual resultado.

TRES UNIVERSOS Y 7 CUERPOS
Los Guías Extraterrestres nos han enseñado que existen tres universos, uno contenido dentro de otro. Estos tres universos son: el material, el mental y un tercero llamado espiritual. Decíamos que el Universo Espiritual creo al Universo Mental, y éste a su vez al Material. El Material posee siete dimensiones y esta regido por los siete leyes o principios antes mencionados. El Mental posee tres dimensiones y esta regido por tres leyes o principios; mientras que el Universo Espiritual tendría dos dimensiones (son muchas más pero de una manera esquemática las explicamos así) y estaría regido por dos leyes. Para crecer en conocimiento y experiencia, cada vivencia dimensional nos permite contar con vehículos o cuerpos.
Los siete cuerpos del ser humano son:
El Físico denso material: es el embase biológico de los demás.

El Cuerpo Astral: que es el cuerpo de las emociones y los deseos, unido al físico por el cordón de plata, el cual se quiebra cuando nosotros morimos.

El Mental Inferior: que es la personalidad y el carácter.

El Mental Superior o nuestra Cuarta Dimensión: es el cuerpo donde se encuentra todo nuestro potencial psíquico y percepción extrasensorial.

El Alma o la Catedral del Espíritu: que es el acopio de las experiencias de nuestras vidas pasadas. Allí se encuentra nuestra misión y nuestro Nombre Cósmico o Clave Vibratoria Personal, una suerte de mantram individual (sonido primordial)

El Espíritu: que es la conciencia.

La Esencia: que sería nuestra esencia divina.

En el ser humano se dan los tres universos en los tres planos de conciencia, como son el físico, mental y espiritual. Los primeros tres cuerpos : el Físico, el Astral y el Mental Inferior, constituyen el Plano de la Conciencia Material , y nos conectan a través del Plano Material con el Universo Material de siete dimensiones.
Los cuerpos Mental Superior, el Alma y el Espíritu constituyen el Plano de la Conciencia Mental , y nos conectan a través del Plano Mental con el Universo Mental de tres dimensiones.
El séptimo vehículo, que es nuestra Esencia, también se divide en tres: Voluntad, Sabiduría y Amor, constituyéndose como el Plano de la Conciencia Espiritual y conectándonos a través del Plano Espiritual, con el Universo Espiritual de la onceava dimensión en adelante.
Nosotros podemos vivir simultáneamente en las siete dimensiones del universo material, y a través de los planos de conciencia, en los tres universos, solo que requerimos primero darnos cuenta de ésta multiplicidad de realidades que es lo que conocemos como el despertar la conciencia , luego fortalecer la voluntad y finalmente, mantener la conciencia despierta para iniciar el ascenso .
¿Y cómo hacerlo? Lo interesante es saber que la forma no es lo más importante, sino la actitud. Técnicas hay muchas, lo importante es que si creemos en lo que estamos haciendo y en su resultado final, lograremos nuestro objetivo, pero si no es así, estaremos pasando de una técnica a otra , de una forma a otra sin avanzar ni profundizar.

UNIVERSO- DIMENSIONES LEYES CUERPOS

Espiritual 2

 1.Unidad Esencial
 2.Amor

Mental 3

 1.Voluntad Consciente Espíritu
2.Sabia Creación Alma
3.Generación de Experiencia Mental Superior

Material 7

 1.Mentalismo Mental Inferior Astral
 2.Correspondencia
 3.Vibración Cuerpo Físico
4.Polaridad
5.Ritmo
6.Causa-Efecto
7.Generación
LAS LEYES Y PRINCIPIOS UNIVERSALES